ENVÍOS GRATIS EN LA PENÍNSULA A PARTIR DE 50€ | ENVÍOS EN 30MIN EN MADRID

¿Te imaginas que te compras un vinazo y se te pone malo? 

No podemos permitirlo, así que te dejamos algunos consejos para almacenar el vino en casa cuando no tienes una vinoteca o una bodega.

Estos consejos aplican sobre todo si vas a guardar el vino en casa unos meses, si lo has comprado para consumirlo en las próximas semanas puedes ser un poco más flexible.

La temperatura

  • Colócalo en el sitio más frío de la casa, pero fuera de la nevera 
  • Evita las variaciones de temperatura, ponlo lejos de radiadores / aires acondicionados y ventanas 

Las temperaturas altas aceleran el envejecimiento natural del vino. En cambio, las temperaturas muy bajas disminuyen la humedad y pueden secar el corcho, encojiéndolo y haciendo pasar bacterias y micro partículas de aire que pueden dañar el vino.

La posición

  • Coloca las botellas en posición horizontal y no las muevas mucho

La botella en horizontal ayuda a mantener la humedad del corcho y que no se seque. Esto no aplica a los vinos con tapones de rosca. Tampoco aplica a los vinos espumosos, que es mejor guardar en vertical. El gas carbónico se conserva mejor en vertical, y como tiende a subir mantiene la humedad del corcho.

La luz

  • Guarda el vino en la oscuridad

No es bueno que le dé la luz directa, los rayos ultravioletas provocan reacciones químicas en el vino y pueden alterar el color y los aromas.

Las vibraciones y olores

  • Mantenlo alejado de olores fuertes, sonidos intensos y vibraciones 

Los olores fuertes se pueden infiltrar por el corcho, y las vibraciones pueden alterar la evolución natural del vino. 

 

Por último, la cocina es un mal sitio para guardar vino porque está expuesto a cambios de temperatura, olores fuertes de comida y vibraciones de electrodomésticos.

Anterior artículo

0 comentarios

Deja un comentario