Llegas al supermercado, vas a la sección de vinos y te encuentras con un sinfín de opciones. Y piensas, ¿y ahora qué? O vas al grano porque sabes lo que buscas o empiezas a pasearte mirando de dónde vienen los vinos, lo bonitas que sean las etiquetas, los precios… ¿Te ha pasado?

Hoy venimos a ayudarte. La mayor parte de las tiendas tienen los vinos organizados por zonas geográficas, así que hemos simplificado las DO más comunes para que te resulte más fácil elegir!

  • DO Bierzo y DO Valdepeñas: Si buscas un vino ligero, afrutado y fácil de beber. Lo puedes maridar con arroces, pastas y embutidos.
  • DOCa Rioja: Si buscas un crianza equilibrado, con un grado alcohólico medio y poco astringente (no se notan los taninos). Lo puedes maridar con carnes rojas y quesos curados.
  • DOQ Priorat: si buscas un vino equilibrado, aromático, con mucha personalidad y un grado alcohólico alto. Lo puedes maridar con carnes con salsas y platos con un poco de picante (especialmente si llevan Syrah).
  • DO Ribera del Duero y DO Toro: Si buscas un crianza potente, con más cuerpo y un grado alcohólico alto (Toro más que Ribera). Lo puedes maridar con carne de caza y cordero.

¿Quieres leer el detalle de cada Denominación?

  1. Bierzo

Los vinos del Bierzo se caracterizan por el uso de la variedad Mencía.

Son vinos con aromas de frutas silvestres (moras, fresas y frambuesas), con matices minerales (especialmente los jóvenes).

En boca son ligeros y frescos, y con unos taninos y una acidez equilibrada.

  1. Valdepeñas

DO Valdepeñas ha sido tradicionalmente una zona productora de vinos jóvenes y crianzas cortas.

La variedad principal es el Tempranillo o cencibel (como se denomina en esa zona).

Los vinos DO Valdepeñas tienen aromas frutales.

Son vinos fáciles de beber, ligeros y con poca acidez (lo que hace que sean menos aptos para envejecimientos muy largos).

  1. La Rioja

Los vinos de DOCa Rioja se caracterizan por el uso de la uva Tempranillo, y en menor medida de las uvas Graciano, Garnacha, Maturana tinta y Mazuelo.

Suelen tener aromas a frutos rojos como las fresas y notas herbáceas. Predominan los vinos con paso por barrica (crianza, reserva y gran reserva), y se utiliza en especial la barrica de roble americano, que proporciona aromas a vainilla, cuero, cacao y tabaco.

En boca son vinos equilibrados, complejos, con un grado alcohólico medio y poco astringentes (taninos suaves).

  1. Priorat

La garnacha y la cariñena representan el ADN de la DOQ Priorat. Son dos variedades que se complementan a la perfección, y están presentes en la mayoría de los vinos de la denominación.

Los vinos DOQ Priorat suelen tener aromas complejos a fruta muy madura y notas minerales por el suelo de pizarra.

El resultado son vinos muy equilibrados, muy aromáticos, con buena acidez y un grado alcohólico alto. Además, los vinos jóvenes suelen ser más astringentes.

  1. Ribera de Duero

La variedad principal de los vinos DO Ribera del Duero es el Tempranillo. Aunque se utiliza la misma variedad que en Rioja, existen diferencias entre los vinos de estas dos denominaciones tan conocidas en España.

Suelen tener aromas a frutas negras como la mora. Además, la crianza se suele realizar en barricas de roble francés, que aporta aromas especiados, a frutos secos y miel.

En general son más potentes, con más cuerpo y más grado alcohólico que los vinos de Rioja. También son más astringentes, debido a una mayor concentración de taninos.

  1. Toro

La variedad por excelencia de esta zona es la uva Tinta de Toro, que es como se conoce a la Tempranillo de Zamora.

Los vinos DO Toro suelen tener aromas a fresas y frutas del bosque y toques especiados si han pasado por barrica.

En boca son vinos intensos y potentes, con mucha estructura y personalidad. Suelen tener más cuerpo que los Tempranillo de Rioja o Ribera del Duero y una elevada graduación alcohólica. Además, son vinos con mucha capacidad de guarda.

¡Si te abruma el supermercado mira nuestros vinos online!

Anterior artículo

0 comentarios

Deja un comentario