¿Pero cómo no va a ser vegano el vino? No sabes la cantidad de personas que nos han preguntado esto (y es lógico, parece que es como ponerle a una zanahoria la etiqueta de “vegano”).

Un vino es vegano cuando no ha sido elaborado con productos derivados de animales o con la ayuda de animales vivos:

  • No se pueden utilizar productos derivados de animales en la clarificación del vino: albúmina (proteína del huevo), caseína (proteína derivada de la leche), gelatina (proveniente de cartílago de animales) e ictiocola (proveniente de cola de pescado). En lugar de estos productos se utilizan clarificantes vegetales, minerales o sintéticos.
  • No se pueden utilizar animales en el cultivo del viñedo.

Nota: la clarificación es un proceso de “limpieza” mediante el cual se eliminan las posibles impurezas de la uva o de las levaduras que quedan después de la fermentación. De esta forma el vino queda brillante.

¿Cómo saber si un vino es vegano?

En la actualidad no existe una legislación específica en la que se detallen los criterios que debe cumplir un vino vegano, así que no existe una certificación oficial como tal.

Sin embargo, la Unión Vegetariana Europea (o V-Label) y la Vegan Society (entre otros) certifican que durante el proceso de elaboración del vino no se han utilizado derivados de animales.

Por último, es importante decir que muchas bodegas tienen vinos que, aunque no estén certificados, son aptos para consumo vegano.

 

¡No te pierdas nuestros vinos veganos!

 

Anterior artículo Siguiente artículo

0 comentarios

Deja un comentario